Pagos programados permite a los clientes abonar una compra en varios plazos, en lugar de en uno solo. Esto se suele hacer con importes grandes, para que el cliente no tenga que gastar demasiado cada vez al realizar un pedido. l cálculo del importe y la programación las realiza el comerciante.